Los Negativos Perdidos de Robert Capa

27 de enero de 2008 16:16
Por Sergio de la Torre

Robert Capa

Al marcharse a América dejó en Paris su laboratorio con todo su material (entre ellas 3 cajas con más de 3000 fotografías de la Guerra Civil Española). Robert Capa había asumido que había perdido este trabajo tras la invasión Nazi en la II Guerra Mundial, pero lo cierto es que esos negativos sobrevivieron y estuvieron en custodia de Francisco Javier Aguilar González, general y diplomático mexicano a las órdenes de Pancho Villa. No se sabe cómo llegaron a sus manos, pero lo cierto es que Aguilar se dedicó a una labor de recuperación de documentos y objetos de la II Guerra Mundial. A finales de los 90 la familia de Aguilar vendió la casa del ya difunto (1967) y aparecieron las 3 cajas. Ahora las cajas ha llegado al Centro Internacional de Fotografía (fundado por Cornell Capa, hermano de Robert) en Manhattan.

La aparición de estas fotos reabre el eterno debate sobre la autenticidad de la famosa foto del miliciano abatido en Cerro Muriano sobre si era realmente una situación real o escenificada. La duda al parecer no se va a resolver, al menos de momento, pues el negativo y las fotografías de ese rollo no están entre las más de 3000 aparecidas.

Los negativos contenidos en las cajas son autoría del propio Capa, de Gerda Taro (fotógrafa y compañera del propio Capa) y David Seymour, más conocido como Chim (co-fundador de Magnum) y se da la circunstancia de que algunas fotografías atribuidas tradicionalmente a Robert Capa serían en realidad de Gerda Taro.

La tapa de una de las cajas tiene la descripción del contenido de cada uno de los rollos de la misma, con anotaciones hechas en una mezcla de Francés y Español sobre lugares, batallas y personajes de la contienda (Lorca, la Pasionaria, Largo Caballero, Azaña, etc…), lo que puede a ayudar a ubicar mucho mejor sus fotografías en el contexto de la guerra, tanto geográfica como temporalmente. En el enlace que he dejado podéis ver las anotaciones en alta resolución.

Muy interesante este descubrimiento que ha llegado a definirse como el “Santo Grial” del trabajo de Capa.

Más información | The New York Times

18 Comentarios a Los Negativos Perdidos de Robert Capa

  1. Ese descubrimiento es un autentico tesoro y me imagino que albergará verdaderas joyas.

    Sobre el tema de que se haya descubierto que ciertas fotografías atribuidas a Capa son realmente de su su compañera Taro creo que es algo muy habitual en el mundo del arte desde el inicio de los tiempos y en lo que respecta a la duda de si la fotografía de la muerte del miliciano es real ó fruto de una escenificación nos encontramos con la misma polemica de cientos ó miles de fotografías de “testimonio histórico” que en cierto momento fueron “manipuladas” y sacadas de contexto, aunque en esté caso en concreto tal vez sea mejor mantener la “leyenda” y no querer saber si esa leyenda es verdad ó no.

    Un saludo.

  2. Gracias por el artículo Sergio. Es muy interesante seguir vuestras publicaciones.

    Este controvertido tema lo trata, bajo otra perspectiva, en un detallado artículo Francisco Martínez (fotógrafo y amigo).

    Si queréis profundizar en ello, o ampliarlo, en mi blog hay un PDF que recoge mucha información relacionada con este asunto.

    No se si puedo dejar el enlace directo…lo intento y ya diréis.

    Es este:
    http://www.jbengoetxea.net/wordpress/download-manager.php?id=5

    Un abrazo y felicidades por el trabajo.

  3. Esto es un descubrimiento alucinante, a ver si no tardan mucho en positivarlos.

  4. Fenomenal… Así se podrán ver directamente cosas que de otra forma hubiera sido imposible verlas, e incluso puede que alguien encuentre retratos de algún que otro familiar…
    A ver si los ponen pronto en exposición… O mejor aún, los pasan a formato digital en Internet (duro lo veo)…

  5. Es curioso, pero este descubrimiento puede apoyar mis escritos anteriores. Mediante este hallazgo se pretenden resolver incógnitas, conocer mejor al fotógrafo, a los personajes que retrató,…
    Esto ya no volverá a ocurrir, nunca mas, los archivos digitales no poseen la misma validez temporal que los físicos. Llegará un momento en el que la diferencia entre un archivo fotográfico digital y uno virtual no exista. Sin embargo, estos negativos si atestiguan de forma real (si las fuentes son fiables, por supuesto)la existencia de sucesos pasados.
    Yo estas cosas no las cuento para molestar a nadie, yo también fotografío con medios digitales, pero son cuestiones que no puedo obviar.

  6. Joseba, muchísimas gracias por el enlace, el archivo es excelente y muy jugoso para cualquier amante de lentes antiguas e historias de fotógrafos.

  7. Las maletas ya no se encuentran en Manhattan, han subido unos segundos hacia el norte sin salir del estado. Varios monjes cistercienses de una abadía a la vera del Genesee ya están metiendo mano a los negativos. Las emulsiones son de un lote ligeramente posterior a las que utiliza Capa para conseguir los retratos de Trotski en Conpenhage el 27 de noviembre del 32. Eastman Kodak Panchromatic de nitrato.

    Sergio, parece que no hay datos corruptos en los negativos, la entropía ha aguantado bien el paso del tiempo y el largo periplo, que dentro de poco hablará con el rigor y la emoción de las palabras crudas de Capa, y probablemente con apostillas de Gerda y Chim. El tequila de más de 65 grados y posiblemente unas cajas de patxaran con endrinas bien maduradas que lograron partir al exilio mexicano han tenido parte de la culpa de que esto esté ocurriendo. Unos cuantos raws sobre acetato de los que se han disparado en la historia de la fotografía han decidio revelarse al mundo. Me gustaría tanto que por un momento Cornell Capa pueda sotener en sus manos al menos una de las copias no vintage, click, clack.

    Salud y saludos.

  8. La verdad es que es una joya este descubrimiento, ahora a esperar el resultado final y los ríos de tinta que harán correr.

  9. Por supuesto que el archivo material es superior en cuanto a autentificabilidad a efectos de fecha y lugar… Por ejemplo, mediante un simple análisis de isótopos radiactivos.
    A lo que me refería es a que todo lo que haya se pase a formato digital para que, en caso de perderse el formato material original, no se pierda la información ni la prueba de esa información, que se sabría “compulsada” por la antigua existencia de la prueba material.
    Ojalá esas pruebas materiales no se pierdan jamás… Y se pasen a formato digital también.
    La historia necesita pruebas de las muchas mentiras que se han vertido… Y sin esto no hay pruebas para eliminar esas mentiras.
    Suerte.
    Salud.

  10. Los nitratos seguro que se están catalogando y analizando por conservadores. Sin duda tendrán una vida digital, de la que veremos lo que veamos. En gran medida parece poco probable que no se conozca mucho del material via contactos y pequeñas pruebas vintage para publicar en los medios de la época. Es una incógnita que pueda haber grandes sorpresas. Por lo que se sabe no lo parece. Lo que no veo es que la obra de Robert Capa necesite pruebas, no sé de qué o para qué, el hallazgo de los negativos perdidos sin duda es un gran hallazgo y se podrá mostrar la mirada de Capa en todo su esplendor. Se resolverá en buena medida una cuestión estética, ver buenos escaneos de tambor sobre los negativos, que se difundirán por muchos medios, y copias químicas quien lo pueda hacer. No hay ninguna cuestión ética que vaya a resolver el santo grial que manejan los monjes del císter. La épica de Capa es una ética en sí. Lo mismo que sus hechos fotográficos y su manera de fotografiar. Empatía y compromiso con el sujeto, a eso se refería con el aforismo de estar más cerca, poner el alma y el cuerpo en el encuadre, pertenecerle. Ser pertenecido por lo que fotografiamos muchas veces puede ser terrible, no siempre es un juego estético.

    Salud y saludos.

  11. Salvo los monjes cistercienses en la orilla del Genesee, todos los demás tocamos de oídas. También Meneses, aunque el avanza con cierta enjundia en varios aspectos. No entiendo porque plantea oscuridad en la forma de archivar los negativos enrrollados en vez de cortados y bien archivados. Estamos hablando de inventarse una forma de fotografiar y editar para ocupar espacio en las revistas ilustradas francesas. Desde el campo de batalla de la guerra civil española que es el punto germinal de muchas cosas, en la guerra y en la fotografía. Que en el 56 Meneses disponga su edición en la forma que plantea, no quita que Capa, Gerda y Chim lo hagan de forma distinta veinte años antes. Ahora mismo yo conozco gente que corta en tiras de cinco fotogramas para que no sobresalgan, unos optan por acordeones archivados en cajas y otros por planchas dispuestas en carpetas. Las maletas rescatadas del inframundo de la historia son realmente peculiares pero me parece son anécdota. Más que apropiación del trabajo de los demás veo que pudo haber confusiones en el camino que lleva del disparo del obturador a la puesta en página y paso a archivo y desde aquí a sucesivas publicaciones posteriores.

    La duda que plantea Meneses sobre si el documento es real o posado, La muerte de Federico Borrel en el momento del disparo de Capa, está mal enfocada. La muerte en transitivo mientras se abre y cierra el obturador es el hecho indiscutible. No hay pose. Si se encuentra el negativo de esta secuencia, Federico Borrell no va a aparecer en otor fotograma levantándose y con cara de decir vaya costalada me he metido. Capa fotografía el momento definitivo del acto de morir: un francotirador dispara, derriba y mata a Federico justo cuando Capa dispara, no se protege mientras monta el obturador y corre el fotograma, dispara otra vez y retrata a otro miliciano abatido ya en el suelo, mal herido probablemente. Es el prólogo de la dura batalla que sucederá horas después en Cerro Muriano.

    Salud y saludos.

  12. Es más, si son descartes como si no estos rollos de negativos, y si la foto no apreciera en estos rollos… ¿Acaso dice eso que la foto nunca ha existido? La existencia del negativo afirma definitivamente la existencia de la foto original, pero el no encontrarlo no niega que haya existido ésta.
    Esto es todavía reminiscencia del negacionismo del que tanto gustan PP, Falange, japoneses, nazis y fascistas en general.
    Salud.

  13. Si os pasais por la web de la agencia magnum podeis ver ya positivados algunos negativos, me pongo nervioso cada vez que lo veo.

  14. Sergio, creo que lo que abre la página de la Magnum son pruebas y contactos de época que ya tenían en sus archivos y de los que se han sacado y reproducido muchas de las fotos que conocemos. No he visto que comenten que se corresponde a escaneos o positivos a partir de los negativos encontrados en las maletas.

    Salud y saludos.

  15. Puede que la emoción me haya cegado, gracias por la aclaración Javier.

  16. Cuando vi la maleta en la página de la divina compañía di un respingo en la silla que casi me caigo. Lo cierto es que estamos ante uno de los hechos más importantes de la historia de la fotografía, ni el propio Robert Capa hubiera imaginado que esto pasaría con sus fotos, y las de Chim y Gerda. Merece que Umberto Eco, ya que no puede Borges en un cuento, escriba una larga novela icónica, que escriba las mil palabras para decir una foto, para contar de las tres maletas y su periplo homérico. La historia y el mito confluyen y se potencian una sobre el otro. Da miedo pensar que acabarán resolviendo, son fotos de mucho dolor hechas con mucho amor. Las tres maletas como vértices de un triángulo fotográfico inscrito en los cuatro años terribles de guerra civil española, probablemente sean el hecho más importante de La Fotografía.

    Salud y saludos.

  17. [...] de los blogs sobre fotografía que sigo habitualmente, como T.O.P. y Foto36, se hacían eco de una noticia aparecida en The NY Times recientemente sobre el descubrimiento en [...]

He leído y acepto las Condiciones de Participación (obligatorio).