Entrevista: Enric Montes

2 de enero de 2012 8:00
Por Sergio Jaén Lara

Copyright Ralph Gibson

Descubrí la obra de  Enric Montes (Barcelona, 1969) casi por casualidad, en un momento en el que estaba hastiado de casi todo lo que veía. Accedí a un enlace donde se mostraban unas fotografías que causaron en mi una sorpresa inmediata y creciente, en gran parte porque me era imposible definir lo que estaba viendo. La curiosidad guió mis pasos y quise contactar con su autor para saciarla.
Tengo ahora el placer de mostrar la entrevista generada tras mi acoso inicial y a la que Enric accedió amablemente.

 

Enric, cuando veo obras como la tuya (no es que haya visto muchas), no sé si de manera forzada, pero veo también una manera de huir de la vía normal, o la que normalmente se asocia con trabajos de calidad. ¿Eres  capaz de definir o encuadrar tu obra en alguna corriente fotográfica? ¿Eres consciente de que la vía del documentalismo está siendo demasiado explotada?

Creo que no es a mí a quién corresponde encuadrarme en algún movimiento o corriente. En alguna ocasión me han comentado que mi trabajo les parece diferente a todo lo que han visto hasta ahora pero no creo que eso sea totalmente cierto y tampoco sé exactamente donde ubicarlo. Lo único claro es que no está en la línea de las que parecen ser las tendencias dominantes actuales en fotografía, pero no es una cosa que tenga presente y que me preocupe, pienso que si eres honesto (contigo mismo y con los demás) y crees en lo que haces al final encuentras tu público. Si se siguen las tendencias todo el mundo acaba haciendo lo mismo y por eso la sensación de deja vu que provocan muchos de los trabajos actuales, con imágenes casi clónicas en algunos casos. Creo que lo importante es encontrar tu propia voz.

Seguir leyendo… »

Los mejores libros de fotografía 2011

20 de diciembre de 2011 8:00
Por Sergio Jaén Lara

(Books of Durer paintings. A book of books, Abelardo Morell)

Intentando crear  costumbre proponemos aquí una breve selección de los que han sido los mejores títulos de fotografía del año saliente.

 

Jos de Dalpine nos propone lo siguiente:

Ha sido un año en el que se han publicado muchos libros y no es fácil hacer una selección tan reducida sin que quede un poco cargo de conciencia por los que se quedan fuera.

Los cinco libros que me parecen los más interesantes del año son:

Paloma al Aire de Ricardo Cases.

Maravilloso trabajo documental con un inconfundible estilo personal y

presentado en libro de espiral que recuerda a un block de notas. Sin lugar a dudas el mejor libro de fotografía español de la última década.

(Paloma al aire. Ricardo Cases)

Seguir leyendo… »

Ceguera voluntaria

21 de noviembre de 2011 8:00
Por Sergio Jaén Lara

Afghanistan 2011. Anónimo

Los estudiantes de jazz con problemas de ego tienen miedo de escuchar buena música.

Una vez estaba en la ciudad tocando con un gran grupo. Al día siguiente dí un curso en la escuela de música local para unas treinta personas y les pregunté si habían ido al concierto de la noche anterior.

Sólo tres levantaron la mano.

(…)

Seguramente si uno se dedica a autocomplacerse, evitará conocer a los grandes músicos. Músicos como estos prefieren el confort y la seguridad de su conejera.

¿Quién quiere admitir que odia escuchar a un buen músico? Lo cierto es que muchos encuentran este acto demasiado doloroso.

Kenny Werner, músico, extraído de  su libro Efortless Mastery.

 

Seguir leyendo… »

La muy humilde sirvienta

11 de noviembre de 2011 8:00
Por Sergio Jaén Lara

La fotografía y el progreso son dos ambiciosos que se odian con un odio instintivo y, cuando se cruzan en el mismo camino , es preciso que uno de los dos se ponga al servicio del otro. Si se permite a la fotografía sustituir al arte en algunas de sus funciones, pronto  lo habrá suplantado o corrompido enteramente, gracias al aliado natural que encontrará en la estupidez de las masas. Por lo tanto, es necesario que ella vuelva a su verdadera función, que es ser la sirvienta de las ciencias y las artes, pero la muy humilde sirvienta, igual que la imprenta o la taquigrafía,  que no han creado ni suplantado a la literatura. Que enriquezca rápidamente el álbum del viajero y devuelva a sus ojos la del naturalista, aumente los animales microscópicos, refuerce incluso con algunos datos las hipótesis del astrónomo; que sea, en fin, el secretario y el amanuense de quien en su profesión necesita una absoluta exactitud material. Hasta aquí, nada podría ir mejor. Que salve del olvido las ruinas a punto de caerse, los libros, las estampas y los manuscritos que el tiempo devora, las cosas preciosas cuya forma va a desaparecer y que reclaman un lugar en los archivos de nuestra memoria: la fotografía será digna de agradecimiento y aplauso. Per si se le permite invadir el dominio de lo impalpable  y de lo imaginario, de todo aquello que no vale más que por lo que el hombre añade de su alma, entonces, ¡pobres de nosotros!”

Charles Baudelaire, El público moderno y la fotografía.

Siempre pensé que las palabras del poeta maldito fueron obviadas por los actos y conquistas de la fotografía, pero encuentro que existen discusiones que nunca han terminado, todavía hay quien dice que todo aquello que no es documento es decoración, con todo el peyorativo significado que este adjetivo pueda tener.

Habrá que acotar entonces todo aquello que es documento, o en su defecto realizar una apología de la decoración.

P.S. Cómo decíamos ayer…

Novedades imprescindibles para un nuevo año

28 de diciembre de 2010 8:00
Por Sergio Jaén Lara

Cuantas veces ha perdido la fotografía de su vida por no tener ese “puntito” de desvergüenza para afrontar esas situaciones mágicas que rara vez se volverán a presentar. Por otro lado todo fotógrafo se ha visto envuelto, en varias ocasiones, a situaciones que no podía controlar, superado por la estupidez del suceso o por su injusticia.

Por suerte la ciencia, una vez mas,  viene en su ayuda en forma de medicamento:

- No se atreve a fotografiar otra cosa que sean pinos o ríos…. la respuesta es MELASUDINA.

- Cuando va a recoger a sus hijos al colegio,  le miran como si fuera un pedófilo por llevar una cámara al hombro … tome MELASUDINA.

- Los guardias de seguridad le impiden realizar fotografías incluso en la calle … recurra a MELASUDINA.

- Es usted fotógrafo de arquitectura y la policía le persigue … no lo dude, MELASUDINA.

- Es fotógrafo de bodas y tiene que pelearse con los familiares armados con compactillas … tome MELASUDINA tres horas antes de la ceremonia y mándelos a tomar por saco

- Una señora le ha demandado por fotografiarla sacando la basura en bata y chancletas a pleno sol … le dará igual con MELASUDINA.

Seguir leyendo… »

Los mejores libros de fotografía de 2010

23 de diciembre de 2010 8:00
Por Sergio Jaén Lara

(Wrong. Asger Carlsen)

Finaliza el año, y creo que existen pocas maneras de hacer su balance fotográfico que revisando los que pueden ser los mejores libros editados en 2010. Para ello hemos consultado a librerías especializadas  y editoriales para conocer su opinión:

José Manuel Suárez de Dalpine Photobooks (http://www.dalpine.com/), nos da su ranking de libros para el año que estamos dejando:

- Conditions de Andrés Marroquín Winkelmann.

- Desperate Cars de Sébastien Girard.

- A New American Picture de  Doug Rickard.

Wrong de Asger Carlsen.

- La Vertigine de Federico Clavarino.

(La Vertigine. Federico Clavarino)

Seguir leyendo… »

El final de la melancolía

6 de diciembre de 2010 12:30
Por Sergio Jaén Lara

Sunray, Texas, 1942. Jay Vachon

Recientemente se han hecho públicas, en forma  de libro, unas fotografías en color capturadas por el inefable Robert Capa. Escrutándolas, mi extrañeza crecía poco a poco, y desde el primer momento supe que no era por algo imputable a su contenido, sin embargo, no podía explicarla;  dar un motivo a esta sensación. Comprendí que me estaba enfrentando a un ataque directo y efectivo a mi comodidad, a lo que yo había concretado como la adecuada temporalidad fotográfica. La identificación, ahora manifiestamente errónea, de una época fotográfica con unas características estéticas.

Soldados senegaleses, Saint Ulrich. Paul Castelnau

No creo haber sido el único que ha escuchado alguna vez manifestaciones de algunos fotógrafos que renuncian al blanco y negro, para huir, según sus palabras, de la melancolía que acoge; tenida ésta como dogma impreso en los grises.

Pero cada vez son mas los ejemplos, que crecen mediante la investigación o con la  abertura, casi siempre casual, de cajones y maletas, que atentan contra lo que alguien postuló, y muchos dieron por cierto.

Rompen una linea espacio-tiempo artificial y lo hacen con la mas bella de las fracturas, exponiéndonos a un pasado que hemos alejado mas de lo debido, ayudados por su transformación albinegra  (sepiada, selenizada,…).  Es entonces, cuando dotamos al pasado de nuevos tonos, que vemos esos rostros dotados de los mismos colores que vemos en el espejo y el cielo pasado del mismo azul que tiñe el nuestro. En ese momento el gusano que teje el tiempo nos reúne con lo que vemos y los lustros, los decenios son reducidos a segundos.

Christina, 1913. Lt. Col. Mervyn O'Gorman

Los autocromos, los kodachromes de la segunda guerra mundial. las diapos de Capa, son  hallazgos que nos hermanan con el pasado y que desvisten al blanco y negro de una melancolía indeseada y falsa, que refuerzan mas si cabe sus capacidades estéticas y abstractivas, dejándolo avanzar; porque ahora el viaje es de ida y vuelta, y con cada hallazgo se afianzan nuevas rutas, una nos hermana con lo pasado y la otra nos devuelve lo perdido.

Kush Beggi, Bukhara, 1905-1915. Sergei Prokudin-Gorskii

Educar la mirada: David Jiménez

24 de noviembre de 2010 8:00
Por Sergio Jaén Lara

Portugal, 2005. David Jiménez (c)

En nuestro intento de definir el cada vez mas famoso concepto de “educación de la mirada” hemos tenido la suerte de recibir las respuestas de David Jiménez (Alcalá de Guadaira, 1970), fotógrafo de un curriculum impresionante y conocido educador, tanto a nivel universitario como impartiendo muchos e interesantes talleres.

Quizá entorpeciendo vuestra lectura, me ha interesado sobremanera la manera de ver a un educador como alguien que necesita ser superado para realizarse.

1. ¿En qué debe consistir una educación visual correcta?

Creo que no se puede definir qué es lo correcto.

Lo correcto sería quizá lo que funciona bien para que alguien se desarrolle de la mejor manera posible, y eso es distinto para cada uno.

En todo caso, encuentro positivo que la formación sea del interior de la persona, una educación que ayude a ser más reflexivos, a conocer más puntos de vista, a desarrollar la curiosidad y las ganas de ir más lejos, a ser más valientes, a trabajar disfrutando y por lo tanto, a trabajar mucho y bien. A quemar los estereotipos y las ideas preconcebidas sobre cualquier cosa.

2. ¿Qué es lo correcto? ¿Pretender dicha educación no es interferir desde el inicio en el proceso creativo de un autor?

Por eso creo que debe ser una educación muy abierta. Cualquier fórmula, cualquiera, que se de a alguien en cuanto a lo que debe hacer o dejar de hacer en su proceso creativo o en cualquier otra cosa, es veneno puro. Una educación que haga eso es pues, a mi modo de ver, perjudicial. Pero lo contrario podría ser bueno, incluso muy bueno. Eso creo.

3. ¿Quién tiene la capacidad de impartir esta educación?

Personas generosas, que se hayan tomado la molestia de aprender algo en sus vidas, que deseen que sus alumnos sean mejores que ellos y les ayuden a serlo, y que hayan entendido algunas cosas fundamentales.

Por otro lado nos interesa también hablar de las posibles limitaciones de expresión de la fotografía frente a su  pasado y frente a la imagen continua; algo que se está haciendo patente con la compaginación de ambos procesos creativos por cada vez mas fotógrafos, apoyado también por la aparición de cámaras mixtas (si bien son muchos los autores que lo han hecho anteriormente, véase Robert Frank, William Klein, Anton Corbijn).

1. ¿Existen estas limitaciones?

No creo, de hecho en el territorio entre los distintos medios aparecen con frecuencia obras maravillosas (aunque otras veces, soberanas tonterías: esto es como todo: depende de lo que haya en el interior de la persona, y de los objetivos que tenga. Si es quedar bien ante la sociedad y recibir aplausos, lo que sale de ahí ya se puede imaginar por sí mismo)

2. ¿La aceptación de esas limitaciones, es la aceptación del medio?

No creo que se deba aceptar ninguna aparente limitación, nunca. Muchas grandes obras creativas se han hecho precisamente poniendo en cuestión y rompiendo los límites establecidos, encontrando territorios nuevos y empujando esos límites un poco más lejos. Creo que es una parte importante de toda propuesta artística, y a la vez una metáfora de que también en la vida conviene desafiar los límites e ir más allá.

3. ¿Existen posibilidades creativas futuras o está todo inventado? ¿Está el futuro en los contenidos y no en las formas?

Siempre existen posibilidades futuras. El problema es que no las vemos. Sabemos muy poco, pero sobre todo no tenemos ni idea de todo lo que nos falta por saber, y es mucho, muchísimo. Creo que es absurdo pensar que todo está inventado. Casi nada está en realidad inventado.

En cuanto a la segunda pregunta, en absoluto estoy de acuerdo. Precisamente los contenidos son más o menos los mismos desde hace unos cuantos miles de años. Las formas cambian, aunque también se repiten, y van y vuelven. Pero la forma es una inmensa parte del “contenido”. A mi modo de ver, el cómo es una parte muy grande, por no decir la fundamental, del qué.

Gracias a David por sus respuestas, mas si cabe teniendo en cuenta su apretada agenda. Espero que os sean provechosas.

Cita 013

30 de octubre de 2010 18:03
Por Sergio de la Torre

Los manuales o recetas de ‘alta calidad’ sólo son garantía de mediocridad

Joan Fontcuberta, fotógrafo. Barcelona 1955-

Educar la mirada: Eduardo Momeñe

25 de octubre de 2010 8:00
Por Sergio Jaén Lara

J. Alfred Prufrock, 2010. Eduardo Momeñe (c)

Mucho se habla del concepto de “educar la mirada” de hecho se está convirtiendo en el eslogan preferido para anunciar todo aquello relacionado con la impartición de talleres y cursos de fotografía, es decir, el siguiente escalón. El paso que normalmente sigue el fotógrafo que ya ha recibido suficientes cursos sobre focales, trípodes y uso del flash y que busca algo más, unas veces por inercia, otras veces porque su obra se ha estancado y necesita la luz que ilumine su abismo, o que lo evidencie,  y la mejor de las veces porque necesita consejos que le ayuden a potenciar su capacidad creativa y expresiva, o simplemente sus ganas.

El problema es cuando se recurre a una fórmula publicitaria, y no hay nada detrás que la sustente.

“Mire usted, me he apuntado a este taller, nada barato por cierto, para que eduque mi mirada, la cuestión es ¿Qué es educar la mirada?”  Encontrar ante esa pregunta, el silencio mas desolador, puede provocar (y para mas de uno así ha sido) una enorme desazón y vergüenza, incluso mas que rabia.

Seguir leyendo… »

Pages: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 Next